Camille Savoire y los “últimos vestigios de iniciación occidental” - BLOG - GEIMME

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Camille Savoire y los “últimos vestigios de iniciación occidental”

Publicado por GEIMME en RÉGIMEN ESCOCÉS RECTIFICADO · 4/4/2015 00:12:00
A propósito de las “Observaciones sobre los Templos de la Franc-Masonería” y del  80º aniversario del Despertar de 1935


 
Publicado en el blog La Leçon de Lyon el 23/03/2015
 
Inaugurando la “Colección Archivos & documentos masónicos”, la reedición, para nuestros amigos de La Pierre Philosophale, de las Observaciones sobre los Templos de la Franc-Masonería de Camille Savoire (1869-1951), es todo un acontecimiento. En primer lugar, porque celebra -¡con el mejor testigo de devota fidelidad!- el 80º aniversario del despertar del Régimen Escocés Rectificado [en Francia] (1935-2015), abriendo el acceso a aquel por el cual se cree que se puede satisfacer, en estos últimos años, bajo una conveniencia distante y convenida, el único legado incomprendido, o aceptablemente retomado. Aún descubrimos en él un pensamiento espiritual refinado, exigente y honesto, en medio de un racionalismo dominante, para un médico en principio agnóstico, Gran Comendador del Gran Colegio de Ritos del Gran Oriente de Francia (1923-1935), sensibilizado por su carrera al espíritu de la Gnosis cristiana - llegando a profesar, en el corazón de sus propias enseñanzas, “un cristianismo que, declarándose esotérico, no esconde sin embargo su fe en “Cristo-Rey” [1]-, por el cual se  impone la evidencia de que “el Rectificado, en el fondo, tanto en razón de su esencia como por su naturaleza organizativa, debe ser practicado fuera de las Obediencias en tanto que sistema autónomo” [2], siendo el origen de la constitución de un “Gran Directorio de las Galias” dedicado a este proyecto desde la sesión de la Prefectura de Ginebra del 23 de marzo de 1935.    
 
Pero ante todo, esta reedición mejorada con un importante prefacio de Jean-Marc Vivenza, cuyo contenido histórico sobre diversos temas convendrá ser bien aprovechado en los próximos meses.  
 
Que la celebración de este día nos permita, en primer lugar, resaltar la actualidad de la iniciativa de 1935, bajo el mismo impulso proclamatorio señalado en esta ocasión por el hecho de la actual refundación del Gran Directorio de las Galias, bajo los auspicios del Directorio Nacional Rectificado de Francia:   
 
Así, a pesar de la dura batalla que debía llevar a cabo para lograr la vuelta a escena de la Historia del proyecto willermoziano, Camille Savoir, admirable en convicción y tenacidad, persuadido de que el sistema decretado durante el Convento de las Galias en 1778 y ratificado en 1782 en Wilhelmsbad, solo debe y puede, por su originalidad organizativa, su concepción jerárquica caballeresca y su especificidad iniciática y doctrinal, vivir fuera de estructuras masónicas que no poseen ninguna cualificación iniciática ante el Régimen Rectificado, logra establecer, a pesar de todos los obstáculos, lo más valioso de todo: la independencia absoluta de la Orden”. [3]  
 

Reedición de la obra de Camille Savoire, prefaciada por Jean-Marc Vivenza, 
autor de la Historia oficial del Gran Priorato de las Galias en septiembre de 2011.
 
En efecto, las « renuncias sucesivas » que, tras 80 años, han desviado el proyecto de 1935 de sus objetivos, son notables, muy especialmente por parte del segundo Gran Priorato dicho “de las Galias” tras la guerra, absorbido por la masonería andersoniana de tradición anglosajona en 1958, para terminar, por un juego de sucesivas transformaciones, a partir del decenio de 1990, por operar una metamorfosis total en una Obediencia pluri-ritual donde las grandes orientaciones debían ser fijadas por un « Aumônerie » (sic) de naturaleza eclesial y extremadamente dogmático, encargado de “la enseñanza de los principios religiosos y espirituales de las Órdenes, en particular de la religión y de la iniciación cristianas”. [4]       
 
Este renunciamiento es sin duda el más visible. Dará lugar, bajo los criterios recogidos por la “Carta constitutiva” de 1935, al despertar del 15 de diciembre de 2012 en Lyon, a partir de cuyo momento se retoman los temas históricos que sobrepasan con creces las iniciativas de rupturas obedienciales intentadas hasta la fecha -este es, sin duda, uno de los grandes desarrollos para este estudio-: es la presentación completa del precioso depósito en cuestión, ya que este despertar se acompaña “de la transmisión de la Carta de la Gran Maestría emitida por Camille Savoire (…). Señalamos que este “despertar”, pues desde el punto de vista de la Historia masónica en la medida en que el “Gran Directorio de las Galias” fue puesto en sueños en 1939 -esta designación fue abandonada-, fue fundado desde el punto de vista de los criterios rectificados, sobre la transmisión intuitu personæ de Gran Maestro a Gran Maestro desde Camille Savoire, transmisión efectuada entre el antiguo Gran Maestro del G.P.D.G. Marcus, i.O. Eq. Ab Insula Alba (dimisionado del G.P.D.G. el 26 de septiembre de 2009 habiendo rehusado instalar al nuevo Gran Maestro elegido, y que podía transmitir su cargo en razón de este rechazo), y Johannes-Marcus, i.O. Eq. A Crucis Mysterio, durante la ceremonia del “despertar” del Gran Directorio de las Galias el 15 de diciembre de 2012, ceremonia de transmisión que tiene valor legítimo -principio evidente conocido en el plano iniciático- puesto que la substancia de la transmisión en el seno del Régimen Rectificado no depende de una “propiedad de estructura”, sino que es establecida sobre la base de una detención personal de títulos y cualificaciones que participan de una naturaleza no institucional”. [5]   
 
También queremos dejar claro que, a la luz de la revelación que se hace aquí: aunque más periféricas quizás, pero probablemente más peligroso y problemático aún, nos parecen las iniciativas fraudulentas que, tras la última guerra, se atribuían la práctica integral, hasta las clases “no ostensibles”, de un Rectificado sin filiación real, de lo que conviene enfatizar fuertemente su carácter ilusorio, siendo sólo un simple título de la verdad histórica, pero heredado, para su mayor decepción, de una larga sensibilidad inter-obediencial.   
 

Georges Bogé de Lagrèze (1882-1946) y Robert Ambelain (1907-1997)
 
La cuestión del papel de Georges Bogé de Lagrèze (1882-1946) es abordada, y particularmente “su pretendido estado de “Gran Profeso”, del que sabemos que no figura en el Registro de Ginebra, Gran Profesión imaginaria que a continuación transmitió a Robert Ambelain (1907-1997), quien propagó esta “Profesión” dudosa desprovista de valor haciéndola prosperar en los medios iniciáticos”. En lo que concierne a la emblemática figura de este último, hay que recordar que “Robert Ambelain, en nombre de la pretendida Gran Profesión de Lagrèze, escribió, reprodujo, o incluso enriqueció un Ritual transformando la recepción de Profeso y Gran Profeso en una suerte de “ordenación”, lo cual no tiene en absoluto ninguna relación con la admisión en el seno de la Clase Secreta basada sobre un Ritual que participa de un despojo extremo consistente ante todo en la lectura de las Instrucciones secretas, tal como fue establecido y codificado por Jean-Baptiste Willermoz (Cf. B.M. Lyon, Ms. 5.475 & Ms. 5.916)”. [6]

“¿Qué quieren constituir los artesanos del despertar del Rectificado?”, se preguntaba Camille Savoire, invitando tanto a la pureza de intenciones como al cumplimiento de sus únicos deberes. “Observaciones sobre los Templos de la Franc-Masonería es una obra de actualidad iniciática”, nos indica él. También es importante acercarse a esta obra en tanto que nos inspira en relación al deseo de apartarnos de los principales escollos que  prácticamente la han conducido a su ruina.
 
Leer sobre el tema:
 
 
 
Notas:
 
[1] Camille Savoire, Regards sur les Temples de la Franc-maçonnerie, presentado por J-M.Vivenza, éditions La Pierre Philosophale, marzo 2015, Prefacio, p. 66. Sobre este asunto se recordará el muy corto análisis, aberrante y muy desagradable, del R.P. Jean-François VAR, antiguo “Grand Aumônier” del Gran  Priorato de las Galias y que, en el blog dedicado a su cargo ministerial (Un Orthodoxe d’Occident - Un Ortodoxo de Occidente), se cuestionaba sobre un « Camille Savoire chrétien? » -¿Camille Savoire cristiano?- (sic), pensando volver a cerrar el documento con una dudosa medida cautelar que se convirtió en la marca de la facilidad de su sistema argumentario: “¡Si esto es el cristianismo, entonces yo soy faquir!”  
 
[2] Ibid., p. 36.
 
[3] « 8O° Anniversaire du Réveil du Régime Écossais Rectifié en France (1935-2015) », Directoire National Rectifié de France
 
[4] Statuts Civils, Constitution & Règlements Généraux du Grand Prieuré des Gaules – Ordre des Chevaliers Maçons Chrétiens de France, Ordre des Francs-Maçons Chrétiens de France, Libro VII, Título 1, 2005, p. 54.
 
[5] Op. cit., prefacio, pp. 73-74.
 
[6] Op. cit., prefacio, p. 50, y nota 63.
 

Bookmark and Share

sin comentarios

Regreso al contenido | Regreso al menu principal